ESCASEZ Y ABUNDANCIA:

Un proyecto curatorial presentado en el marco de la Mexicali Biennial 



El Río Colorado corporiza el estrés de la sequía; desaparece y erosiona; se domina en documentos legales, en tanques de almacenamiento, en tuberías y canales para irrigar monocultivos; pero se defiende contra multinacionales; existe en el subsuelo con el poder de colapsar la tierra. Se oculta con la infraestructura urbana pero se reclama desde las prácticas espirituales; tiene muchas voces en su sonoridad; su ausencia deja la tierra llena de sal y las lagunas convertidas en llanuras, pero también es lluvia y se invoca cuando no llega al desierto. 

En el proyecto curatorial “Escasez y abudancia”, se pensó en las nociones de escasez y abundancia; desde dónde surgen; cómo funcionan las medidas que operan a partir de ellas y en beneficio de quiénes. Las relaciones extractivas siguen vigentes en nuestra forma de mercantilizar el territorio y de mirar el paisaje, pero también hay fisuras en esos relatos; grietas desde donde se perciben otras maneras de relacionarnos con la tierra y el agua.
Se presentaron una serie de obras, publicaciones, fotografías y materiales que hablan de la relación entre el agua y diversas generaciones de artistas de Mexicali que han integrado el río a su trabajo. Este proyecto fue posible gracias a la invitación de los curadores Ed Gomez, April Lipard y Luis Hernández de la Mexicali Biennial y se mostró en The Cheech Marin Center for Chicano Art & Culture en Riverside, CA.  entre febrero y junio del 2023.


Obra del artista Fernando Méndez Corona; Obra del artista Mar Perea; Poema de Tomás di Bella.